Viajeros de casa

La sorprendente Isla de Man

En esta ocasión, Carol Victory, nuestra compañera del Dpto. de Booking en la oficina central, nos cuenta su experiencia durante su reciente escapada a la Isla de Man:

Aprovechamos las vacaciones de Semana Santa para ir a visitar a unos amigos en Isla de Man y también para asistir al “Easter Athletic Festival” y correr la Peel Race; aunque estos eran los motivos principales de la visita, también aprovechamos para hacer turismo.

Nos situamos primero: Isla de Man es una isla británica a medio camino entre Irlanda y Gran Bretaña. Mide aproximadamente 22 km de ancho, 52 km de largo, y con una extensión de 572 km2.

Para llegar hasta nuestro destino hicimos escala en Palma de Mallorca y posteriormente Liverpool, dónde pasamos la noche en el Hotel “John Lennon Liverpool Hampton by Hilton”, un hotel con muy buena relación calidad precio y situado en la planta alta del parking del aeropuerto, mejor situación imposible, si tienes que coger un avión muy temprano a la mañana siguiente...Además, en el comedor tienen pantallas que te informan de los embarques de los vuelos. Llegados a nuestro destino…. A dejar las maletas y a "turistear".

Los sitios que vale la pena visitar son:

CASTLE RUSHEN: es un castillo medieval muy bien conservado. Está formando por cinco torres de unos 24 mts de altura unidas por una muralla de 7,5 mts, Todas las habitaciones recrean a través de audio, mobiliario y maniquís el uso que tuvieron, desde el comedor de los reyes, como oficinas centrales e incluso una prisión. ¡Puedes pasear por arriba de la muralla y hay unas vistas magnificas de toda la ciudad!

 

CREGNEASH: es como un museo al aire libre dónde se conservan las tradiciones y modo de vida pasado. Consta de unos 10 edificios entre ellos una iglesia, y granjas con sus cabañas de paja. En el pasado el pueblo vivía de la agricultura, trabajaba como tejedores durante las horas nocturnas y de la pesca; era autosuficiente. Las personas que viven a día de hoy en Cregneash aún viven en las cabañas y casas tradicionales y la vida continúa como lo ha hecho durante cientos de años y aún hablan el idioma Manx (el propio de Isla de Man); aprendimos a decir buenos días: "mghrey mie" y buenas tardes "Fastyr mie" . En una granja vimos un rebaño de ovejas autóctonas, llamadas Loagthan Shepp que tienen la peculiaridad de poseer 4 o 6 cuernos y el Manx Cat, una raza de gato que no tiene cola. Muy curiosos.

 

 

PEEL CASTLE: es un castillo construido por los vikingos y situado en la Isla de St Patrick. A la entrada te dan un audio guía que resulta muy útil. La carrera de atletismo se disputó al lado del castillo y se respira un ambiente de gran competitividad entre los diferentes equipos de las universidades: Cambridge, Oxford, etc pero con un toque de humor ya que van todos disfrazados (había un camello, un scooby doo, hadas, abejas…) 

LAXEY WHEEL: es la mayor rueda de trabajo del mundo. Su uso era para bombear 945 litros de agua por minuto a las minas de plomo, cobre, plata y zinc situadas a unos 200 metros bajo tierra. Impresiona lo grande que es y lo pequeñito que eres a su lado. 

SPANISH HEAD: es una zona de acantilados de unos 100 metros de altura. Una leyenda dice que el nombre se debe a que un galeón español naufragó en esta zona. Curiosamente paseando por Cabo Español, nos encontramos un buen grupo de excursionistas valencianos! que mejor sitio para encontrar compatriotas. 

 

ST JOHNS:  En Sant Johns encontramos la Tynwald Hill, lugar donde se celebró el primer parlamento. Se trata de una colina artificial que se compone de cuatro plataformas circulares. Un apunte: el día Nacional, el 5 de Julio, el gobierno de Isla de Man sale a Tynwald Hill y lee un resumen de las leyes aprobadas en el último año. 

TOWER OF REFUGE: es una torre situada en la isla de Santa Maria en el otro extremo de la Bahia de Douglas. La torre servía como refugio para los marineros que esperaban su rescate, ya que las aguas eran muy peligrosas y había muchos naufragios, la costa estaba lejos para ir nadando... Es posible ir andando hacia la torre cuando la marea está baja pero esto ocurre pocos días al año y durante pocas horas. Nosotros tuvimos la suerte de estar un día en el que bajó la marea y fue como el acontecimiento del año! Miles de persones haciendo cola para poder cruzar a pie la bahía y llegar hasta el castillo. ¡Es impactante ver como en cuestión de horas la marea baja y vuelve a subir más de 8 metros!

  

Fue un viaje excepcional. Si tuviéramos que poner alguna pega, sería la de tenerse que adaptar a los horarios de comida de nuestros amigos: desayunar a las 7:00 hrs, comer sobre las 11:30 – 12:00 y cenar a las 6:00. Aunque como debéis suponer al llegar a casa por la noche siempre cogíamos algo de la nevera…  

  

 Por: Carol Victory

 Viatges Magon Team 

 

Encuentra ofertas de vuelos
Adultos