Viajeros de casa

A Londres con la “family”: un viaje inolvidable.

La llegada a la ciudad fue un poco traumática con retraso de vuelos incluido... nos desplazamos al centro en tren, eran las cuatro de la madrugada, los niños cansados y con ganas de llegar al hotel...solución: ¡TAXI! como los de las películas, una chulada de taxi, un éxito... Al día siguiente, nos levantamos un poco más tarde y ya estuvimos preparados para vivir unos fantásticos días en la ciudad de Londres.

Nos alojamos en el hotel Novotel London West, bien comunicado, con el metro Hammersmith a poca distancia y en donde las líneas “District Line” (la verde) y la “Circle Line” (la amarilla) hacen parada. Los niños se alojaron gratis compartiendo la habitación con nosotros, lo que siempre es un ahorro. El desayuno en los hoteles de Londres es bastante carillo, pero siempre está la opción de comprarlo en algún súper o en alguno de los numerosos puestos callejeros de comida. Pero eso sí, en nuestro caso,  valió la pena desayunar un día en ese súper buffet! (el desayuno de los niños también era gratis...)

Londres es una ciudad que da mucho juego, con multitud de opciones gratuitas: British Museum, la Tate Modern, Hyde Park, el Covent Garden, los mercadillos como Portobello o el de Camden Town, con una fauna humana que no tiene desperdicio... ¿Actividad de pago que vale la pena? Sin dudarlo, tocar el cielo subidos en el London Eye!

Nos encantó el ambiente que se respira en sus calles: actuaciones musicales, teatros en plena calle; el tiempo también ayudó, estuvimos durante el mes de junio y apenas llovió.

Vídeo de nuestra visita a "Camden Market" 

En resumen, Londres fue mucho más que un simple viaje, fue una experiencia que no olvidarán mis hijos de 12 y 8 años.

 

Por: Montse Juan.

Viatges Magon Team. 

 

Encuentra ofertas de vuelos
Adultos